Archive for the 'Cultura' Category

Siga buscando

Visto lo visto, opino que en el currículum de los periodistas del futuro debería haber un apartado relativo a la posición geoestratégica. Así sería (mucho) más fácil dilucidar si uno es apto para escribir de esto o de lo otro. Según. El dato habría de estar acompañado, no obstante, de la aclaración sobre el estatus pentavocálico del individuo informante. O como vulgarmente se le conoce al don: tertuliano, ¿sí o no?. Ambos permitirían un descarte inmediato, dado el caso, y un ahorro de tiempo, dinero y tolerancia general.

Dicho esto, y habiendo terminado la semana hasta el Sortu de ciertos asuntos, llama la atención la (im)paciencia con la que asistimos al (tótum) revolútum de los países árabes, levantando tapas de yogur para saber quién será el próximo en caer: ¿Será Marruecos?… “Siga buscando”. Anticiparse a la chispa siguiente está en manos de unos pocos; y de Facebook, al parecer. A saber de qué hablarían Mark Zuckerberg y Barack Obama en la wikicena, qué secretos le contó el señor de los estados al hidalgo de los cables.

Suponemos que pocos, más allá de lanzarse mutuas peticiones de amistad y de confesar sendos “Me gusta” en Jo, yo sí veía OT y Aprobada la Ley Sinde, respectivamente. Al encuentro faltó Alejandro de la Iglesia -suena mucho mejor así y punto-, desaparecido de los papeles tras el (gran) discurso; debe ser porque se ha afiliado al partido internáutico ese, el que va pidiendo el ‘no voto’ y el fin de los aplausos en playback a la clase política. Los mismos que recibió de algunos el presidente de la Academia en la ceremonia de los Goya.

Una gala, digamos, holgada, como los cortos de Rumasa en televisión. Daban miedo, y aún así hacían su función. A ver si la clave de todo va a estar en la publicidad, y, concretamente, en las fotos. Por una se ha llevado Piqué el premio a CM del año, y de él debería aprender cierto primer ministro italiano con pocas cualidades para el disimulo a punto de sentarse en el banquillo (¿habrá llamado ya a Naomi Campbell?). Ser magistrado en ese proceso y escuchar de primera mano cómo se rodó el anuncio de Ikea debería puntuar doble.

Anuncios

Sucesiones

Recuerdo poco de ayer. Efluvios raphaelescos (el arte y sus cosas) acuden a mi cerebro, pero no estoy segura de haber entendido el mensaje completo. Tampoco el real, aunque el hecho de que La vida de Brian, de Monty Python, supiera hacerse un año más un hueco en la programación me va abriendo los ojos poco a poco. Creo que tomé la pastilla roja y estoy en Matrix. Si no, ¿por qué tengo la certeza hoy, día de Navidad, de que Casillas es El sucesor?

Quizá era lo único que interesaba anoche al comensal medio: una referencia al futuro. Y vaya si la hizo. Todos estamos tranquilos ahora que sabemos que, en la mesita de noche, el novio de España guarda sonriente en su puño La Transición II. Sólo nos queda por saber quién hace lo propio a la vera (verita) de Moncloa tras la hábil jugada mediática del presidente. Nos conoce, y nosotros no aprendemos nunca. Lo rodeamos como verdaderos buitres a la primera de cambio -o sea, en la copa de Navidad- a ver si le sacamos algo; nos suelta lo del amigo invisible y nos enfadamos muchisimo, por inoportuno. La culpa es nuestra. Pero es que no había ministros a los que interrogar salvo, claro, el amigo visible Rubalcaba. El caso es tener algo sobre lo que teorizar, por muchos matices que surjan después.

Las cábalas tronistas son una ciencia, por eso todo el mundo quiere apuntarse. Pero no todos son capaces. Ya se sabe: el que vale, vale. Y el que no, a la ley Sinde. (Con perdón). El próximo capítulo se escribirá en enero, a eso apuntan, de nuevo, las intrigas del Senado. Por si acaso, todo dios escribe unas palabras sobre el asunto (con todo el derecho, oiga) y defiende lo suyo (idem), entre cuestionables conspiraciones políticas, tomates, criminales al teclado y razonables argumentos. Hay dos bandos marcados (buenos y malos, a elegir) que, sin embargo, casi están de acuerdo en que la LES no era el mejor refugio para ese apoyo a la supuesta reconversión industrial. Ella, la homenajeada, se siente como si hablara de jamones en clase y una minoría religiosa se mostrara ofendida.

El pueblo, ante tal debate filosófico, lejos de conmoverse se entrega al niño de la cresta y se gasta sus 200 euros en regalos. De todas formas, pensarán, Internet no va a desaparecer y siempre tendremos a mano el móvil y la tele. Es una pena que por motivos directos e indirectos los que trabajan en ella no opinen igual. Ellos, los perjudicados por las fusiones y las despedidas, sí podrían componer una postal navideña con sus caras, a lo Brady Bunch.

Petit Point

Por obra y gracia de los señores de la ortografía tendré que estar unida a mi exmarido para siempre jamás. No es justo, aquello que escribíamos bien nos lo cambian; lo que nos provoca duda constante, es intocable. Les gusta vernos titubear. Los imagino leyendo desde la nave nodriza, sentados y con sus iPads del futuro en las rodillas (nuestros) textos equivocados, maquinando: este, ese, el de más allá. No saben lo que han hecho: eta=y=ye. Ahí lo dejo.

Podría tratarse, por qué no, de un globo sonda. Como lo de Rajoy y la Ley de matrimonios homosexuales. Como lo de la homeopatía. Acabaremos viviendo de tanteos más que de hechos ciertos, y eso nos hará virtuales del todo y nos librará de culpa. No importa si matamos a alguien por error o criticamos con saña (y razón) a la familia real de pega. Las palabras se las lleva el Tweetdeck, que ahora va a toda pastilla. Papel, para qué te queremos.

Pues para nada, según Negroponte (gorro en cabeza). Augura el experto la desaparición del gremio impreso en 2015, así como la del colectivo microbloguero, cuando sea. Decidido: hay que preguntar a una tal Belén Menéndez, así, con el apellido materno, o al visionario de pro Alcaraz, que va y se concentra contra las “treguas trampa” el mismo fin de semana de los EMA, la llegada de la Copa del Mundo a Andalucía y la visita papal. Eso es estrategia.

En vez de ir a lo grande debería dedicarse al petit point. Micropolítica, por ejemplo, que es lo que practicará el candidato Lissavetzky si llega a ser alcalde de la capital, según nos contaba a unos pocos recientemente. Golpes certeros, como los republicanos en las vigas demócratas. Con Obama contra las cuerdas ya no sabemos si el mundo cambió algo en estos 22 meses o ha sido un espejismo urdido por Darwin, Mendel y demás herejes titulados. Salud y libertad.


twitter / MirenM

Twitter

cómo

100medios

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 9 seguidores

cuándo

octubre 2019
L M X J V S D
« Jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Creative Commons License
Anuncios