Posts Tagged 'ley sinde'

Subidón, subidón

El Consejo de Ministros debería tener un Black Friday. Digamos, el día después del Debate del Estado de la Nación. Para aprobar todos esos reglamentos pendientes que nunca viene bien abordar (a pesar de estar pactados), con un 50 % de descuento y la atención mediática puesta en otro sitio. Estaría bien que ese día el portavoz gubernamental de turno hiciera un dos por uno en declaraciones, por el mismo precio. “No me ha preguntado usted sobre eso, pero yo le voy a explicar por qué ha habido diferencias irreconciliables en la deliberación de esta reunión”. Las rebajas, me temo, no llegarán a la mesa. De hecho, tiene pinta de que toda la estancia vaya a sufrir el severo toque de la austeridad: muebles (des)montables, bics en lugar de estilográficas, cuadros indescifrables donados por el autor, etc. Tiempos duros.

No obstante, creo que desde que Bryan Ferry se viste en cierta cadena de ropa la prima de riesgo se ha relajado. Los ojos claros anestesian, Merkel bien lo sabe. Muy sola se está quedando en el enroque fiscal, mirando desde arriba a los que somos bajitos. Esta será, de nuevo, una semana crucial para Europa (y van…). Los que mandan hablan de “refundación”, lo mismo que algunos piden para la SGAE y otros para el PSOE. Esperemos que refundarse no signifique cambiar de funda: el miraguano será el mismo y no habrá nada que hacer. Eso esperamos también de cierto grupo parlamentario nonato. Otra mesa, la del Congreso, tiene un papelón en los próximos días con la flexibilidad y sus nudos. Por mucho que les pese a UPyD y a Pons, las normas son iguales para todos una vez que te han dejado jugar.

El (supuesto y muy condicional) arbitrio sienta precedentes que pueden en el futuro generar consecuencias no deseadas. Lo mismo te encuentras después con una cabalgata indignada en la calle o una protesta de los llamados tuiteros (¿dice alguien facebookeros?). Siempre, eso sí, después de una semana, simulacro de la Navidad, en la que los días festivos nos harán desear que no haya mañana. Mañana, tras las lágrimas de una ministra cualquiera, puede que el SMI sea de 0,75 euros y las putas y los periodistas compartan posts y más. Subidón, subidón.

Siga buscando

Visto lo visto, opino que en el currículum de los periodistas del futuro debería haber un apartado relativo a la posición geoestratégica. Así sería (mucho) más fácil dilucidar si uno es apto para escribir de esto o de lo otro. Según. El dato habría de estar acompañado, no obstante, de la aclaración sobre el estatus pentavocálico del individuo informante. O como vulgarmente se le conoce al don: tertuliano, ¿sí o no?. Ambos permitirían un descarte inmediato, dado el caso, y un ahorro de tiempo, dinero y tolerancia general.

Dicho esto, y habiendo terminado la semana hasta el Sortu de ciertos asuntos, llama la atención la (im)paciencia con la que asistimos al (tótum) revolútum de los países árabes, levantando tapas de yogur para saber quién será el próximo en caer: ¿Será Marruecos?… “Siga buscando”. Anticiparse a la chispa siguiente está en manos de unos pocos; y de Facebook, al parecer. A saber de qué hablarían Mark Zuckerberg y Barack Obama en la wikicena, qué secretos le contó el señor de los estados al hidalgo de los cables.

Suponemos que pocos, más allá de lanzarse mutuas peticiones de amistad y de confesar sendos “Me gusta” en Jo, yo sí veía OT y Aprobada la Ley Sinde, respectivamente. Al encuentro faltó Alejandro de la Iglesia -suena mucho mejor así y punto-, desaparecido de los papeles tras el (gran) discurso; debe ser porque se ha afiliado al partido internáutico ese, el que va pidiendo el ‘no voto’ y el fin de los aplausos en playback a la clase política. Los mismos que recibió de algunos el presidente de la Academia en la ceremonia de los Goya.

Una gala, digamos, holgada, como los cortos de Rumasa en televisión. Daban miedo, y aún así hacían su función. A ver si la clave de todo va a estar en la publicidad, y, concretamente, en las fotos. Por una se ha llevado Piqué el premio a CM del año, y de él debería aprender cierto primer ministro italiano con pocas cualidades para el disimulo a punto de sentarse en el banquillo (¿habrá llamado ya a Naomi Campbell?). Ser magistrado en ese proceso y escuchar de primera mano cómo se rodó el anuncio de Ikea debería puntuar doble.

Sucesiones

Recuerdo poco de ayer. Efluvios raphaelescos (el arte y sus cosas) acuden a mi cerebro, pero no estoy segura de haber entendido el mensaje completo. Tampoco el real, aunque el hecho de que La vida de Brian, de Monty Python, supiera hacerse un año más un hueco en la programación me va abriendo los ojos poco a poco. Creo que tomé la pastilla roja y estoy en Matrix. Si no, ¿por qué tengo la certeza hoy, día de Navidad, de que Casillas es El sucesor?

Quizá era lo único que interesaba anoche al comensal medio: una referencia al futuro. Y vaya si la hizo. Todos estamos tranquilos ahora que sabemos que, en la mesita de noche, el novio de España guarda sonriente en su puño La Transición II. Sólo nos queda por saber quién hace lo propio a la vera (verita) de Moncloa tras la hábil jugada mediática del presidente. Nos conoce, y nosotros no aprendemos nunca. Lo rodeamos como verdaderos buitres a la primera de cambio -o sea, en la copa de Navidad- a ver si le sacamos algo; nos suelta lo del amigo invisible y nos enfadamos muchisimo, por inoportuno. La culpa es nuestra. Pero es que no había ministros a los que interrogar salvo, claro, el amigo visible Rubalcaba. El caso es tener algo sobre lo que teorizar, por muchos matices que surjan después.

Las cábalas tronistas son una ciencia, por eso todo el mundo quiere apuntarse. Pero no todos son capaces. Ya se sabe: el que vale, vale. Y el que no, a la ley Sinde. (Con perdón). El próximo capítulo se escribirá en enero, a eso apuntan, de nuevo, las intrigas del Senado. Por si acaso, todo dios escribe unas palabras sobre el asunto (con todo el derecho, oiga) y defiende lo suyo (idem), entre cuestionables conspiraciones políticas, tomates, criminales al teclado y razonables argumentos. Hay dos bandos marcados (buenos y malos, a elegir) que, sin embargo, casi están de acuerdo en que la LES no era el mejor refugio para ese apoyo a la supuesta reconversión industrial. Ella, la homenajeada, se siente como si hablara de jamones en clase y una minoría religiosa se mostrara ofendida.

El pueblo, ante tal debate filosófico, lejos de conmoverse se entrega al niño de la cresta y se gasta sus 200 euros en regalos. De todas formas, pensarán, Internet no va a desaparecer y siempre tendremos a mano el móvil y la tele. Es una pena que por motivos directos e indirectos los que trabajan en ella no opinen igual. Ellos, los perjudicados por las fusiones y las despedidas, sí podrían componer una postal navideña con sus caras, a lo Brady Bunch.


twitter / MirenM

Twitter

cómo

100medios

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 9 seguidores

cuándo

junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Creative Commons License