Posts Tagged 'neutralidad en la Red'

Tralarí, tralarí

Creo que a partir de ahora todos deberíamos empezar nuestros escritos con el clásico “It is with great sadness that…”, que queda muy cool y adorna a la par que transmite. ¿El qué? Pues buena pregunta. Quizá el abuelo de la ikastola soltó la frase al llegar a casa y descubrir que se había llevado a otro niño. Pobre. Eva Longoria y yo se la prestamos también a Zapatero en su versión pesimista. No se respira alegría en el ambiente.

¿A quién no le crea desasosiego que Partido Popular y Gobierno se enzarcen a lo P.Tinto con el asunto de El Aaiún?: en el Congreso, en el Senado, en el despachito de la fábrica (tralarí, tralarí), etc. Entre tanto reproche sólo se atisban un par -a lo sumo tres- de intenciones sinceras. Ponchos y responsabilidades político-administrativas aparte. Una pena. Puedo entender la prudencia, aunque la diplomacia saca muchas veces de quicio.

Por eso me sorprendió que Pons y Uriarte, entre otros, marcharan tras una pancarta que gritaba que Marruecos es un Estado genocida. ¿Se darían cuenta? No había, por contra, nadie relevante del PSOE salvo Elorza. ¿Se darían cuenta? El conflicto del Sáhara es viejo, como las momentáneas ganas de protagonismo que a veces nos pueden, y me incluyo, a los periodistas. Esos incómodos profesionales que sulfuran al líder (e hijo). Así es.

Es inconcebible que aún haya quien crea que por censurar se va a dejar de informar, o peor, que vamos a dejar de saber qué pasa. Estamos en el siglo XXI, en el que la red social más usada del mundo parirá un correo electrónico que para mi abuela, la que cree que Internet tiene algo de maligno, la que me pide que pregunte sobre cosas varias “a quien te conteste” en el netbook, seguirá siendo nada más que una arroba (la de toda la vida).

Está claro que se trata de algo generacional. Como la caligrafía y la twittergrafía o Cruella de Vil y el iPañal (WTF!). Abismos de la sociedad. Nos enfrentan, nos hacen elegir entre Lady Di y Letizia, entre Kurosawa y Kawasaki, entre Portugal e Irlanda. Aunque lo tenemos más fácil que la Unesco sopesando qué es Patrimonio Cultural Inmaterial (?), quitándole trabajo a Ferrán Adriá y renombrando -deconstruyendo- la dieta mediterránea.

Muy de Berlanga, por cierto, lo del flamenco, los tertulianos y los orgasmos en Cataluña. Queramos o no, el Made in Spam -perdón, Spain- lo llevamos bien cosido, como las iniciales de las camisas de Bono (en efecto, J.B.), con el que compartí café y croissants esta semana. Admiro la paciencia con la que modera esos plenos teatrales y hasta lo veo -ojalá- presidiendo un debate sobre la #redneutral, buscando -como tantos- el concepto en su iPhone 4.

Neutralidad

Hace unas semanas, en un desayuno informal -y en petit comité-, la directora de una institución española decía que, si no hubiera habido crisis, alguno de los dos partidos -porque no hay más, ¿no?- habría postulado a una mujer -pero ya- para subir las escaleras de La Moncloa en la próxima legislatura; adelantada o no. Una mujer. Esa es la baza oficiosa para intentar hacer frente ahora a la semejante, que no igual, Esperanza, emperadora popular sin rival que, pese a recabar críticas en público y privado de propios y extraños, se lleva de calle a los madrileños. Autonómicamente hablando y enarbolando con sonrisa omnidental la bandera de su nombre como luz al final del túnel electoral, general. Amén.

Podría ser un ensayo: quizá veamos en poco tiempo a un primer caballero consorte reacio a las demostraciones públicas de no cargo o, por qué no, a una mandataria soltera con el boleto premiado de las malas críticas. En plan Michelle Obama de rodríguez (el otro) aunque sin cohorte excesiva de seguratas y con la responsabilidad de la ejecución. No sé si lo veremos, pero nos estamos acercando. Zapatero, asumo, confía en ello siempre que él no se encuentre, aunque el regate Trini quiera ser más un golpe de efecto en medio del desconcierto. Justo lo que está causando. Las primarias han de ser el proceso natural, esa es la lacra socialista para algunos. La democracia interna no gusta, ni dentro ni fuera.

Las discusiones, mafias y líneas sucesorias al trono de la ¿izquierda? ponen de los nervios a cualquiera, pero siempre serán mejores que el dedazo por mandato divino. Debe haber distinas posibilidades, todas en igualdad de condiciones. Como debieran existir las listas abiertas y otras aperturas de mente. Debe existir la neutralidad en la Red (guiño, guiño) Política. Sin embargo, como ocurre cada año en los montes gallegos, hay quien se encarga de prender focos y mantener la llama viva del (con perdón) hijoputismo. Eso es lo que nos pierde. No queda tanto para que el desenlace se produzca, y promete ser de lo más interesante, aunque es posible que algún spoiler nos lo reviente antes. El epílogo de Lost, a su lado, una nimiedad, oiga.


twitter / MirenM

Twitter

cómo

100medios

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 9 seguidores

cuándo

abril 2017
L M X J V S D
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Creative Commons License